Es uno de los principales secretos del negocio que ya tiene 242 puntos en Bogotá y Medellín y afina su estrategia para lograr un mayor crecimiento en 2018. La idea es llegar a otras zonas del país.

El pan fresco que se vende en las tiendas no es colombiano. Según los dueños de la marca, citados por revista Semana, este se trae directamente desde Europa a través de una tecnología de ultracongelación, y permite que se pueda hornear en cada local y lograr que su olor llame la atención entre los clientes.

Al referirse al procesamiento del pan, Pedro Gasca, presidente de la compañía panameña Bakery Business International (BBI) Colombia, sociedad propietaria de Tostao’, aseguró que se tiene en cuenta la calidad y el precio, pero también que se garanticen las materias primas y los procesos con estándares propios.

Además, explicó a ese medio que el modelo de su negocio se basa en una estructura “administrativa muy plana y liviana”.

“No tienen supervisores de zona o áreas comerciales y de mercadeo. Cada tienda genera entre 3 y 5 empleos, por lo que hay un alto nivel de autogestión para poder reducir los costos”, cita Semana.

El medio también trae a colación un estudio, analizado por Pulzo hace pocos días, en el que se concluye que negocios como Justo & Bueno, D1 y Tostao generan un efecto devastador entre los tenderos. Sin embargo, las directivas de las tiendas de Tostao aseguran que, en lo que tiene que ver con la importación del pan, solo se traen 18 de más de 170 referencias del portafolio.

“Pasar de surtir 2 tiendas a más de 240 en el país no se podría haber hecho sin una cadena productiva y un relacionamiento con muchos aliados, basado en la confianza y en una proyección a largo plazo para generar valor compartido”, aseguró Gasca.

Hace pocos meses, El Espectador destacó a Tostao como uno de los negocios de mayor éxito en los últimos años en Colombia. El negocio nació en 2015 luego de varios viajes que Gasca y sus socios hicieron a varios países. Uno de los puntos que tuvieron en cuenta fue diseñar unos espacios en los que las personas pudieran compartir, y redujeron costos en otros rubros, por ejemplo, en sus puntos no hay Wi-Fi ni servicio a la mesa.

Y, ¿cuál es la clave del negocio? Gasca afirma que es el “autofuncionamiento”.

“No hay supervisores ni jefes de punto. Queremos que los empleados se adueñen de su lugar de trabajo y se ponga la camiseta de la empresa para que así mismo puedan brindar un excelente servicio”, agregó a ese diario.

Los dueños de Tostao’ además tienen una tostadora en Manizales y, además de abastecerlos de café para sus tiendas, les suministra el grano que se comercializa en Justo & Bueno.

Fuente de la información y redacción pulzo.com

Categories: Curiosidades