Las publicó ‘The New York Times’ en un reportaje que retrata las pequeñas víctimas del fracaso económico del socialismo del siglo 21.

La investigación duró cerca de 5 meses, tiempo durante el que periodistas del medio neoyorquino recorrieron varios hospitales en Venezuela, donde encontraron médicos que hablan de “cifras récord” de niños con desnutrición severa, que en muchos casos conduce a la muerte. La gravedad de la situación puede compararse con la que se podría presentar en un campo de refugiados.

El periódico estadounidense recoge varias historias dramáticas, que incluyen imágenes desgarradoras, sobre niños de apenas meses de nacidos que murieron ante la incapacidad de sus acudientes de conseguir algo de comer. También habla de otros casos en los que los pequeños no alcanzaron a perder la vida, pero sí estuvieron muy cerca de llegar allí por el mismo motivo: la falta de alimentos.

El número de casos de desnutrición extrema ha aumentado notablemente en 2017, a pesar de que antes de la actual crisis económica esos episodios se presentaban por negligencia, pero no por falta de recursos. El hambre a ese nivel solo podría darse en caso de guerra, de sequía o de alguna tragedia como un terremoto, cita el ‘Times’.

A pesar de que el gobierno ha intentado ocultar la realidad, la verdad salta a la luz: luego de volver a publicar boletines con estadísticas de mortalidad infantil (los habían suspendido), se vio que hubo un aumento del 30 % de muertes en solo 2 meses, al mismo tiempo que la crisis del país se agudizaba. Ante eso, en algunos hospitales está prohibido diagnosticar desnutrición en las historias clínicas.

Pero el problema no solo afecta a los más pequeños: los adultos en muchos casos tampoco tienen que comer, y la falta de alimentos hace que terminen pesando lo mismo que un niño. Las mujeres optan por esterilizarse para evitar embarazos de hijos a los que no podrán alimentar, mientras que los grupos de personas que escarban la basura en las calles en busca de algo para comer aumentan.

En este link puede ver las fotos: new york times.

Pero tal vez la peor noticia es que la situación podría ser mucho más grave en 2018, ya que, más allá de lo que ha dicho el Fondo Monetario Internacional sobre Venezuela, todo indica que el gobierno de Nicolás Maduro insistirá en no recibir ayuda, más por motivos políticos que humanitarios.

Fuente de la información, redacción y fotografías:
http://www.pulzo.com/mundo/hambre-mata-ninos-venezuela/PP408103
https://www.nytimes.com/es/interactive/venezuela-hambre-desnutricion-ninos-maduro/

Categories: Mundo